Método y beneficios del Pilates

Joseph Pilates resumió la efectividad de se método con la siguiente frase: “En diez sesiones sentirás la diferencia, en veinte sesiones verás la diferencia, y en treinta sesiones te cambiará el cuerpo”.

Pilates es un método de entrenamiento y de tonificación corporal que desarrolla el cuerpo de forma equilibrada, corrige las malas posturas y restituye la vitalidad física. Son importantes tanto la técnica como la fuerza, la resistencia, la flexibilidad muscular y el auto control, que mejoran con la práctica.

En una época en la que la industria del fitness se empeña en lanzar al mercado tendencias nuevas e innovadoras, el método Pilates, con más de nueve décadas de éxito, continúa siendo una fórmula de resultados constatados e indiscutibles.

Joseph Pilates hablaba de seis principios básicos: concentración, control, centro (power house), fluidez, precisión y respiración.

Pilates mejora la fuerza, la flexibilidad, la coordinación y el equilibrio. Es un método avalado por médicos, fisioterapeutas, osteópatas y entrenadores personales tanto para mejorar la condición física como para la rehabilitación de lesiones y problemas de espalda.

Los beneficios que desde hace mucho tiempo se atribuyen al método Pilates se han visto confirmados por diferentes estudios científicos:
  • Mejora la movilidad de la columna. García, 2011.
  • Aumenta la flexibilidad, Segal 2004. Alves de Araújo, 2004.
  • Mejora la fuerza resistencia en piernas y espalda. García, 2011.
  • Mejora la postura. Mcmillan, 1998.
  • Incrementa la capacidad para activar el transverso abdominal mejorando la salud del suelo pélvico. Herrington&Davis, 2005. Olson, 2005.
  • Disminuye el dolor de espalda. Alves de Araújo, 2011.
  • Mejora el sueño. Caldwell, 2009.
  • Disminuye los grados de escoliosis no estructural. Alves de Araújo, 2011.
  • Mejora el equilibrio dinámico. Johnson, 2007.
  • Equilibra la musculatura flexora y extensora del tronco. Kolyniak, 2004.